Category

Clínica Wukro

Tratamiento y atención en clínica pediátrica.

By | Clínica Wukro | No Comments

Toda la primera parte de mi estancia se centró en elaborar un censo de los niños susceptibles de tratamiento neuropediatrico menores de 15 años. Los niños no tienen diagnóstico, no han recibido tratamiento y hay un desconocimiento total de las opciones de terapia. Son familias coraje, sobre todo las madres, con esa sonrisa permanente y una fuerza vital de supervivencia que en nuestra sociedad brilla por su ausencia muchas veces. Mientras que íbamos haciendo fichas, el espacio tomaba forma: construir camillas, paralelas, espalderas, estanterías…e ir creando la energía para las terapias a los peques.

Aquel entonces era el 2013, actualmente la clínica de fisioterapia ofrece tratamiento gratuito a unos 25 niños a la semana. Las fases del proyecto han evolucionado: empezamos mandando voluntarios de larga estancia combinados con corta estancia como responsables de la clínica y la labor asistencial. Después llegó la contratación de fisioterapeutas locales con los que hacer cooperación transversal con nuestros voluntarios. A día de hoy, los recursos humanos que mandamos desde la ONG tienen, sobre todo, el objetivo de formar en neuropediatria al fisioterapeuta local encargado del funcionamiento del centro. Entendemos que será un proyecto cerrado cuando, en su totalidad, pase a manos etíopes.

Es algo maravilloso ver a los niños llegar acompañados de sus familias y sentir el ambiente de cambio que se ha creado.

Laura Sanz

Formacion a fisioterapeutas locales y familias.

By | Clínica Wukro | No Comments

Senti esa sensación de pánico frente a lo desconocido, esa sensación en el estómago de tal vez no estar a la altura de las expectativas de Holystic…Y cuando llegué me dió vertigo pensar en todo lo que había por hacer pero despues de unos dias te das cuenta de que “Africa seguira girando, contigo o sin ti!” como me dijo una monja en Bénin hace ya diez años. ¡Qué gran razon ténia ! Solo hay que intentar poner su granito de arena y somos mucho mas eficaces cuando dejamos de exigirnos que sea personal o profesionalmente….

Cuando cierro los ojos solo veo esas carcajadas, esos momentos de complicidad con esas personas con las que ni siquiera puedes comunicarte porque no entienden tu idioma. Pero hay un idioma universal que olvidamos a menudo en nuestra rutina Europea: todos podemos entendernos ayudandonos los unos a los otros.

Los fisioterapeutas ademas tenemos un don que ¡no valoramos en su justa medida! El poder de nuestras manos… ¡Pueden transmitir tanto! ¡Tantas emociones, tanto cariño, tantos conocimientos!

Estos niños solo necesitaban que alguien les guiara para encontrar buenos apoyos, para voltearse, para desplazarse, en algunos casos, para andar. Unas Manos que les mostraran que podian disfrutar de la vida como todos los demas, unas Manos que enseñaran a sus padres a ocuparse mejor de sus hijos, entendiendo y respetando sus dolores, a quitarles un poco de peso en una vida de por si ya muy dificil….

Tuve la gran suerte de trabajar con Nebiyou, un hombre que necesitaba un poquito de motivacion. La neuropediatria es una pasion y creo que todos los que dedicamos nuestra vida a ello tenemos una sensibilidad particular y un afan genuino por enseñar a los demas lo que sabemos.

Siempre tendre presente a Mohamed… ¡llego a la clinica sobre la espalda de su padre que anduvo tres horas para venir a verme ! Su padre envejecia mientras que su hijo crecia (13 años). Mohamed no sabía desplazarse por el suelo, era hipersensible al ruido y le daba pánico que alguien lo pusiera de pie porque se caía. Su padre tenia una mirada de tristeza profunda y con sus ojos solo me suplicaba que le ayudara, que le quitara un poco de peso de encima. Trabajamos todos los dias… todos los dias su padre andaba durante seis horas para que su hijo mejorara… Mohamed consiguió gatear, Mohamed perdio una parte del miedo que tenia al igual que la dependencia que lo unía a su padre. Le dimos la silla de ruedas que habiamos traido de España : Pablo al marcharse me dijo : «¡ dasela a quien mas lo necesite ! » y creo que a Mohamed y a su familia les ha cambiado la vida… Mohamed siempre necesitará a su padre porque nunca podra andar pero ahora afronta la vida con mas seguridad y con una preciosa sonrisa.

La gente que me rodea siempre me dice lo mismo : « ¡ que valiente eres ! ¡yo no podria ! »

Qué equivocados estan… todos podemos hacerlo porque JUNTOS SOMOS MAS ! Y porque cuanto mas seamos, mas conseguiremos. Y porque no soy yo quien enseña a los nenes… son ellos los que me enseñan a mi ! Solo hay que tener ganas de ayudar a los demas para que entre todos, consigamos hacer un mundo mejor y sobretodo mas justo.

La prueba mas dura por la que pasa un voluntario es sin lugar a dudas la impotencia : queremos darlo todo por ellos y por desgracia… no podemos ! Pero la impotencia se transforma rapidamente en ganas de hacer más y más. Ser un voluntario es pensar en la mas minima ayuda improvisada para facilitarles la vida….simplemente….porque lo merecen : Porque no han tenido nuestra suerte y han nacido en un lugar donde todo es mucho mas dificil. Es una experiencia inolvidable en la que nosotros, voluntarios, afrontamos nuestros miedos mas profundos pero en la que lo que llegamos a ganar no tiene precio.

Pronto volvere a Etiopia … mi trabajo alli no ha terminado y mientras, ¡hare todo lo que este en mis manos para ayudarlos desde aquí ! Porque una parte de mi se quedó alli ! No hay día que pase que no piense en esos niños….en sus miradas expresivas , en sus carcajadas repentinas, en sus sentidos gestos de agradecimiento, en sus abrazos sinceros, en sus padres, en la evolucion de Nebiyou! Algo completamente inexplicable me une a Etiopia porque lo importante en esta vida es hacer las cosas con el corazón ….y una parte del mio se quedó en Wukro

Estefania Deshayes

Guía de manejo de patología neuropedriatrica para fisioterapeutas y sanitarios.

By | Clínica Wukro, Clínica Wukro | No Comments

El hecho de vivir en una sociedad materialista hace que todo para nosotros tenga un precio: trabajar, enseñar, aprender, cuidar, comer… Convivimos rodeados de billetes y nos hemos acostumbrado a trasferencias en pantallas brillantes con remuneración vacía de algo invisible.

Precisamente el mayor valor del voluntariado es el no pretender recibir nada a cambio. Eso mismo es lo que hace que sea algo único. No hay nada más bello ni más pleno que compartir lo tuyo, TU VIDA, tu energía, tu tiempo… PORQUE SÍ, porque quieres hacer de este un mundo más justo, porque tienes más que los demás y te alegra poder regalar.

Nuestra guía fue creada para llegar a todos los países donde hubiera niños especiales en estado de carencia, sin profesionales formados para diagnosticar sus dolencias o diseñar sus protocolos de tratamiento. Porque si queremos ayudar a aquellos que viven con discapacidad en situación de exclusión social lo primero que tenemos que hacer es localizarles a temprana a edad, no cuando sean ya mayores. El objetivo es evitar la situación de llegar a África y que nos pregunte una madre desesperada: “Mi niña tiene seis años y todavía no puede andar, ¿qué pastilla le doy?”

Pablo Llanes